‘Westworld’: ¿la nueva ‘Game of Thrones’?

westworld-overlay-a

These violent delights have violent ends…‘ – W. Shakespeare

Afirmar que Westworld está destinada a ser la nueva Game of Thrones es arriesgado, pero no imposible: la serie basada en la película homónima de Michael Crichton tiene todos los elementos para fascinar a aquellos que han caído rendidos por las traiciones y ambiciones de Poniente. ¿Llegará a ser el pelotazo que los directivos de HBO esperan que sea? Sólo el tiempo lo dirá. De momento, su primera temporada, es simplemente apabullante.

Westworld es un parque de atracciones futurista, ambientado en el western americano, donde los visitantes interactúan libremente con androides de apariencia humana. Como es de suponer, el sexo y la violencia son dos de los grandes atractivos; una vía para dar rienda suelta a la supremacía del ser humano y a sus instintos más primarios. Sin embargo, los problemas empiezan cuando los androides, después de una actualización del sistema, adquieren la capacidad de almacenar recuerdos y, en consecuencia, de tomar consciencia de lo que está ocurriendo en su mundo. A partir de aquí, la trama adquiere un ritmo frenético en el que los cliffhangers y los puntos de giro se suceden hasta alcanzar un final de temporada apoteósico que traza el rumbo de una segunda entrega que promete ser más brutal y descarnada.

thandie newton as maeve - credit hbo
Maeve Millay (Thandie Newton)

Westworld cuenta con una factura artística extenuante. Los laboratorios donde se crean los androides son una muestra de una inventiva y una estética sin igual, cuya pulcritud contrasta radicalmente con el polvoriento mundo del western. A todo ello hay que unirle los vastos paisajes que son una delicia visual. Lo mismo sucede con los efectos especiales, que miran de tú a tú a cualquier superproducción cinematográfica. Si bien la primera temporada de Game of Thrones era muy comedida en este ámbito (escenarios de cartón piedra, cromas mediocres, batallas narradas con elipsis, etc.), HBO parece haber apostado fuerte con Westworld desde el principio sin escatimar ni un dólar en el presupuesto. De hecho, entre la primera temporada y la segunda se han sucedido dos años, una muestra más de la complejidad de la producción.

En el reparto tampoco parecen haber escatimado en absoluto. Sorprende, en primer lugar, dos actores de la talla de Ed Harris y Anthony Hopkins, cuyos personajes van más allá del mero reclamo comercial. Ambos son clave para el desarrollo de la serie y hasta aquí puedo leer. En contraposición, destacan los personajes interpretados por Thandie Newton (Maeve) y Evan Rachel Wood (Dolores). Como sucede en Game of Thrones, los personajes femeninos cada vez adquieren un mayor empoderamiento, alejándose de roles manidos, y tanto Maeven como Dolores son una muestra de ello. Poliédricas, llenas de matices, con ganas de cambiar el mundo y dispuestas a cualquier cosa para alcanzar su meta: seguro que darán mucho que hablar.

Westworld9Hopkins.0
Robert Ford (Anthony Hopkins)

Si algo habría que echarle en cara a HBO es su poca capacidad comercial comparada con el monstruo en el que se está convirtiendo Netflix. Si Westworld se hubiera estrenado en Netflix, a día de hoy todo el mundo hablaría de ella y la llegada de la segunda temporada sería un acontecimiento por todo lo alto. Pero no es así. Mientras que Netflix apuesta por unas campañas de marketing brutalmente agresivas, como la que ha llevado a cabo recientemente con Altered Carbon, en las que prima más que se hable del producto y la plataforma que no de la calidad, HBO parece limitarse al boca-oreja. Algo similar sucedió con Game of Thrones: la serie se estrenó sin mucho ruido. De hecho, mucha gente se unió al carro de Poniente en la tercera o la cuarta temporada. Hay muchas series que no pueden prestarse a esta situación y que, terminada la segunda temporada, como mucho la tercera, terminan canceladas (por ejemplo, The Leftovers). Westworld puede ser la nueva Game of Thrones. Es poco probable que HBO termine como AMC, que actualmente parece sobrevivir únicamente con The Walking Dead, pero si no queremos que el canal termine convirtiéndose en un mar de spin-offs de Poniente (los planes parecen apuntar a esa dirección), es necesario que otras series triunfen. Y Westworld podría ser una de ellas.

A finales de abril, concretamente el 22, llegará la segunda temporada. ¿Qué podemos esperar de ella? Probablemente una reestructura de las reglas del juego: si hasta ahora los humanos tenían el control, en esta nueva tanda los androides serán los depredadores. También hay la posibilidad de la aparición de un nuevo parque temático, como ya ocurría en la película (no es casual que en el último episodio descubrieran androides vestidos de samurái). Pase lo que pase, esperemos que sigan al pie de la letra esa cita de Romeo y Julieta.

Valoración: 9’5/10

Ficha de Westworld en IMDB

00-westworld
Dolores Abernathy (Evan Rachel Wood)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s